Gê 2016

En este vino se unen la energía del cosmos, de la tierra y del hombre. Hoy es considerado la máxima expresión de la agricultura biodinámica en Emiliana y su nombre proviene de la raíz griega que significa “Tierra”. De color rojo granate brillante con tonos violetas, la nariz de este vino es compleja, se va mostrando poco a poco, encontrando ciruelas, frutillas y arándanos y notas de higos, sotobosque, cuero y grafito, haciendo honor a su origen y crianza en barricas francesas.